CÁNTICOS DEL DOMINGO DE RAMOS

Jesús que triunfante entró

domingo en Jerusalén

por Mesías se aclamó

y todo el pueblo en tropel

y todo el pueblo en tropel

a recibirle salió.

 

Con muchos ramos y palmas

jazmines y violetas

que sembraban por las puertas

por donde el Señor pasaba

por donde el Señor pasaba

se abrían todas las puertas

 

Las calles entapizadas

con muchos rasos y telas

las capas se las quitaban

tirándolas por la tierra

tirándolas por la tierra

por donde el Señor pasaba.

 

Y todos en procesión

le siguieron muy contentos

no te cause admiración

que hasta los niños de pecho

que hasta los niños de pecho

aclamaban al Señor.

 

Con sus lenguas tiernecitas

dejándose de mamar

decían viva el Mesías

que nos vino a rescatar

que nos vino a rescatar

nuestras almas este día.

 

Fueron muchos los obsequios

y grandes recibimientos

a nuestro Padre Amoroso

Santo Santo Rey del cielo

Santo Santo Rey del cielo

Santo repitieron todos.