EL CASTILLO

 

El Castillo es el nombre que recibe la cúspide del cerro, y que se encuentra integrada en las eras de la parte superior del pueblo.

Es un gran "mirador", dado a la altura a la que está, superando los 1300 metros sobre el nivel del mar. Está coronado en su extremo por una cruz de madera, desde el se divisan los amplios sabinares del término de Codes, y por las tardes, se pueden contemplar una espléndidas puestas de Sol.

 

Su visita es obligada para quien llega a Codes por primera vez, pues quedará sorprendido por las vistas y panorámicas que ofrece:

Vista General tras llegar por la Calle del Castillo

En los días despejados se puede divisar la cima del Moncayo, y si las condiciones meteorológicas lo permiten, incluso el Arco Romano de Medinaceli.

 

El origen de su nombre proviene por la torre vigía que existió en la cima entre los siglos XII y XV.

Las privilegiadas vistas, lo hacían un lugar perfecto desde el que vigilar la amplia zona fronteriza, entre los reinos de Castilla y Aragón, y en la que se encontraba Codes incluido en el Condado de Medinaceli.

Algunos historiadores citan una segunda torre, compañera de la primera, pero no es posible confirmar con documentos su existencia y ubicación.

 

Esta Torre del "Castillo" desapareció en su totalidad, con casi toda probabilidad, tras el asedio y devastación que sufrió Codes por las tropas del IV Conde de Medinaceli a mediados del siglo XV.

 

Con sus piedras, se dice que se construyeron algunas de las casas de lo que es el actual pueblo y sus grandes sillares de piedra fueron destinados para algunas de las paredes de la Iglesia.

Foto de Javier Martínez

Foto de Javier Martínez

Foto de Aurelio Vela

Foto de la Web Asociación Cultural Codes