Si lo visitas, no te puedes perder:

 Visita el BLOG y conoce la totalidad de Noticias y Publicaciones realizadas sobre 

CODES

COLABORA con "www.codesportodoloalto.es" y "codesantiguo facebook", y comparte con todos los codeños y amigos del pueblo tus Fotos e Historias de CODES.  Puedes escribirnos un correo a:

Todos los Contenidos e Imágenes de esta Web son de propiedad privada. 

Es necesario pedir permiso para hacer uso de los mismos (CONTACTA).

Web optimizada para los Navegadores Google Chrome, Mozilla Firefox e Internet Explorer

Web compatible Móvil actualmente en construcción

EL SABINAR

 

Es característica esencial de la tierra del término de Codes sus condiciones secas, ser suelos pobres y pocos profundos, especialmente formados por sustratos rocosos y pedregosos, de ahí la facilidad para el nacimiento de las sabinas, lo que da origen a que todo el término de Codes sea un amplio sabinar.

Este terreno quebrado y pedregoso, todo de secano, no sólo da origen al sabinar, pues pequeñas mancha de encinas, enebros, carrascas y robles también aparecen intercalados en él. 

 

La sabina, independientemente de la variedad a la que pertenezca, es un árbol perenne, de no gran altura (de 5 a 10 metros) que se expande normalmente a lo ancho. Se encuentra en zonas montañosas y gusta de terrenos como los antes descritos. Necesita  toda la luz del sol y crece mejor sobre laderas secas expuestas. Visto todo esto nuestro término es un lugar ideal para ellas.

 

No mucho tiempo atrás nuestro sabinar formó parte de la vida de nuestros antepasados, colaboraba a su subsistencia bien como combustible o como pasto para el ganado, de igual forma el hombre le devolvía el favor manteniendo el sabinar cuidado y limpio para que este pudiera seguir creciendo. No hay mejor jardinero para una Sabina que un rebaño de cabras, que se alimenta de sus tallos bajos, dejando que esta crezca a lo ancho por la copa, dotándola de una figura estilizada.

En el siglo XX, y cuando el monte estaba dividido entre los habitantes, estos mantenían sus corros de sabinas, las podaban para abastecer de leña el largo y crudo invierno, y eran material principal en la edificación de las construcciones de Codes.

 

Nuestro sabinar es el más meridional del continente europeo, y dada la escasez de ellos, se encuentra protegido, por su peligro a desaparecer.

Actualmente y después de una protección gubernamental desmesurada, que restringe su tala y poda, y al no realizarles tareas de mantenimiento, nuestros sabinares se encuentran en un estado de abandono y pobre conservación.

Pese al estado "salvaje" en el que se halla, es obligatorio para el caminante adentrarse y perderse en él y disfrutar de un entorno de pura naturaleza y fuente de numerosa fauna y vegetación...

Vista del Sabinar, desde El Castillo de Codes