MI PUEBLO

  

Pequeño. Acogedor. Así es. Me gusta.

 

Cuando estoy aquí, me siento tan bien...

 

No tiene nada que enseñar, pero todo aquí tiene un sabor especial.

 

Decido salir de casa, descubrir y sentir todo lo que aquí se guarda.

 

Empiezo a andar, y en la infinidad del silencio, sólo se oye el ruido de las piedras que una a una forman las estrechas y retorcidas calles que aquí se entrecruzan para formar este pueblo que siempre espera.

 

En las calles, hay infinidad de hierbas, que lo único que tienen en especial es el hecho de nacer de la tierra. Yo la piso, y ellas agradecen la vida.

 

Comprendo el sentido, el significado de todas estas cosas que en principio parecen insignificantes: hierbas, piedras, arena, etc... Si no fuera por todo esto, este lugar no existiría, y, ... yo, tal vez, tampoco.

 

Me detengo aquí. Lugar de difícil descripción. El silencio aquí es menos intenso, porque unos extraños seres lo rompen con su particular lenguaje. Aunque esta concentración de agua, no embellece nada en absoluto, siempre ha estado ahí y se resiste a irse. No me extraña. Está protegida por una fuerte pared que la recoge, la cobija. Siempre juntas. Agua y piedra.

 

Sigo andando, y después de subir esta leve cuesta, me encuentro frente a la Iglesia. Podría sentirme atrapada en esta calle, pero ella no quiere atrapar ni retener a nadie, porque igual que tiene una puerta que invita a entrar, tiene otra que invita a salir.

 

Y sigo... Me voy fijando en las casas que me rodean. Todas iguales. Todas hechas de lo mismo, pero cada una con una historia diferente, guardando en su interior tantas vidas, tantos momentos que se han quedado aquí.

 

Sin detenerme, llego a lo que podríamos llamar "el centro". Un centro dividido, pero unido por un pequeño pasillo que junta las dos plazas: la pobre y la rica. La cuidada y la descuidada. La pequeña y la grande, como aquí se conocen.

Pequeña y pobre, pero cariñosa. Especial, importante, porque la inmensa humildad que aquí se refleja, se clava en mi corazón, y me hace temblar...

Atravieso el peculiar pasillo, y salgo a la otra plaza, que está custodiada por una gran pared que se abre al cielo. Aquí me siento más libre, pero menos acogida. No es tan entrañable como "la descuidada".

 

Sigo andando, y dejo detrás de mi esa pared, que me vigila.

 

En mi cabeza, en mi corazón, en mi alma, se cruzan y mezclan sensaciones y  sentimientos, tan difíciles de describir, pero... tan maravillosos: tranquilidad, satisfacción, libertad, amor...

 

Mientras tanto el día se va.

 

Enfrente de mí, el día me dice adiós. El pueblo me va abandonando. Las casas quedan atrás. Me acerco al final. La soledad quiere entrar en mi corazón, pero eso no es posible, porque lo que he dejado atrás siempre estará ahí, y siempre me recibirá.

 

Abrazada a una cruz, mira hacia abajo, y comprendo la grandeza de este lugar, que aquí arriba es el dueño de todo. Incluso de mí. Una fuerte inspiración me relaja, y una sonrisa se dibuja en mis labios. Soy feliz, y sólo puedo pensar en todas las cosas que este lugar me ha dado.

 

Sin darme cuenta, el cielo se ha llenado de estrellas.

 

¡Cuánta belleza hay por encima de mí!

 

El estar aquí, en CODES, ya sea de día o de noche, sola o rodeada de amigos, es todo un privilegio para mí. Me hace sentir cariño hacia todo y todos los que me rodean. Siento la maravillosa libertad de sentirme en paz conmigo misma. Y siento la gran tranquilidad tantas veces deseada y tan pocas veces encontrada.

 

No sé, tal vez todo esto sea porque YO NACI AQUÍ.

Si lo visitas, no te puedes perder:

 Visita el BLOG y conoce la totalidad de Noticias y Publicaciones realizadas sobre 

CODES

COLABORA con "www.codesportodoloalto.es" y "codesantiguo facebook", y comparte con todos los codeños y amigos del pueblo tus Fotos e Historias de CODES.  Puedes escribirnos un correo a:

Todos los Contenidos e Imágenes de esta Web son de propiedad privada. 

Es necesario pedir permiso para hacer uso de los mismos (CONTACTA).

Web optimizada para los Navegadores Google Chrome, Mozilla Firefox e Internet Explorer

Web compatible Móvil actualmente en construcción