Paseo a la CUEVA del MAÑO...

February 1, 2017

 

El camino hasta la Cueva del Maño es una de las rutas más frecuentes para los codeños que salen a pasear. Transcurre por lo alto del cerro y se toma a las afueras del pueblo una vez pasado el Cementerio e iniciada la Senda del Balsón, una vez dejamos “Los Picones”.

 

Una vez avanzamos por la Senda del Balsón, vamos dejando atrás el caserío del pueblo y su estampa se nos vuelve especial y diferente, comparada con la que estamos acostumbrados a disfrutar y contemplar desde otras ubicaciones más habituales. Ahora más que nunca, somos conscientes y visionamos que la ubicación del caserío se encuentra sobre la cumbre de un cerro.

 

Los excepcionales parajes naturales de monte y sabinar, y que la senda discurra por el cortado del cerro, le dotan a la ruta de unas vistas espectaculares y de un horizonte lleno de sabinares y a lo lejos del vecino pueblo de Balbacil.

Si se es un buen caminante, y con paso ligero, se puede llegar a ella en unos escasos veinte y pocos minutos, una vez dejado atrás el pueblo.

 

 Vistas del Caserío una vez comenzamos nuestro paseo por la Senda del Balsón

 

El itinerario de la Senda al Balsón, y que en su transcurso pasa junto a la Cueva del Maño, parte de la zona del cerro conocida como los Picones, singular “risquera” en la que comienza el Viso derecho de la montaña y que avanza toda ella a través de terrenos de monte, hasta llegar al inicio de la “Escalera” o “Escalerilla”, que es donde se encuentra la cueva y que da acceso a esta.

 

 Vistas en el transcurso del paseo por el Viso del Cerro

 

Si siguiéramos este camino, y pasada la también Cueva del Tío Pedro, llegaríamos en unos diez minutos al referido Balsón, manantial que abastece de agua a Codes y los pueblos aledaños.

Una vez llegamos a la “Escalera”, llamada así por asemejarse a una de estas con grandes escalones, encontramos a la derecha y en un saliente rocoso del viso la formación natural que da origen a la Cueva del Maño.

 

 Vista posterior de la Cueva del Maño con el Sabinar al fondo

Esta fue modelada en tiempos antiguos de manera que pudiera ser útil en las tareas ganaderas y en ella se pudieran guardar los rebaños. Se le dotó de una pared posterior para su cerramiento, construida en piedra, y de una puerta (ahora desaparecida) en su acceso que permitía el correcto cierre del ganado.

 

 Acceso a la Cueva del Maño

 

Cuenta su propietario que la cueva fue adquirida por su padre allá a finales de los años treinta o principio de los cuarenta del pasado siglo, a su antiguo dueño que entonces abandonaba el pueblo, previo cambio por una “pareja” de ovejas, que era como denominaban los codeños de entonces al conjunto de una oveja y un cordero.

 

El por qué se denomina como la “Cueva del Maño” se desconoce… y ya tenía ese nombre cuando se adquirió por última vez a su antiguo propietario, que por cierto no era maño… Los más mayores nos dicen que siempre ha estado ahí y que hasta lo que ellos saben siempre se ha llamado así.

 

Conozcamos la Cueva del Maño y su interior:

 

Está situada en un paraje idóneo, pues en las proximidades de la “Escalera” brotan pozas de agua que bajan ladera abajo y servían para que el ganado pudiera abrevar.

Decir que tanto la senda, como el acceso a la cueva en este punto, se tornaban dificultosos para el ganado y requerían de la gran pericia del pastor y su perro.

 

Lo que ahora es una ruta ociosa y de paseo para los codeños y codeñas, era antiguamente un camino muy transitado que les permitía llegar hasta el Balsón, en las pilas del cual las mujeres del pueblo realizaban sus tareas de colada. Esta labor requería de un gran esfuerzo y tiempo para ser desempeñada.

Se partía del pueblo con la mula y con la ropa sucia en sus talegas, y durante dos días se procedía a su lavado. En el primero de ellos se le “sacaba cara” a las prendas, con jabón casero y en las acanaladuras de la pila/lavadero de abajo del Balsón. Una vez enjabonadas aguardaban húmedas en las talegas hasta el día siguiente en el que eran aclaradas en la pila de arriba y se secaban lo máximo posible encima de las aliagas del lugar antes de la vuelta al pueblo.

No sólo era trayecto para el lavado de las ropas. El camino comunicaba con el Molino de Piedra, al que los codeños llevaban en mulas y talegas su cosecha de grano para que fuera molido y convertido en harina.

Poco a poco van desapareciendo en ella las huellas del cierre del ganado y de las estancias que en ella pasaba su pastor, que normalmente la utilizaba durante todo el año, salvo en los meses de siega en los que los terrenos cercanos quedaban vedados al pasto del ganado. Como con muchas otras cosas y tradiciones en Codes, a mediados del siglo pasado cayó en desuso.

 

Nuevas huellas actuales han aparecido en ella y ha sido víctima del humor y originalidad de los jóvenes codeños:

 

Vistas desde la Senda del Balsón del Paraje de la Escalera y Cueva del Maño a la izquierda

 

No siempre su estado, el de su acceso y el de la zona en la que se encuentra ha estado como en la actualidad, en el que la vegetación salvaje se va convirtiendo en la propietaria de todo.

Como ocurre con todas las sendas y caminos, estos se van borrando por la falta de uso del hombre. Sin una finalidad que les permita ser cuidados y mantenidos, como sucedía con anterioridad, la naturaleza toma lo que antes fue suyo.

Que mejor finalidad que visitar la Cueva del Maño sea nuestra ruta de paseo, disfrutando de las espectaculares vistas del pueblo y sabinar que se nos ofrecen, y con ello ayudando a que la senda perdure en el tiempo…

 

Please reload

FIESTAS AGOSTO 2019

04/08/2019