Si lo visitas, no te puedes perder:

 Visita el BLOG y conoce la totalidad de Noticias y Publicaciones realizadas sobre 

CODES

COLABORA con "www.codesportodoloalto.es" y "codesantiguo facebook", y comparte con todos los codeños y amigos del pueblo tus Fotos e Historias de CODES.  Puedes escribirnos un correo a:

Todos los Contenidos e Imágenes de esta Web son de propiedad privada. 

Es necesario pedir permiso para hacer uso de los mismos (CONTACTA).

Web optimizada para los Navegadores Google Chrome, Mozilla Firefox e Internet Explorer

Web compatible Móvil actualmente en construcción

EL MOLINO de PIEDRA de Codes

February 19, 2017

 

En el camino del agua, y donde la fuerza y caudal de está lo permitía, se construían los Molinos de Piedra, tal y como sucedió en nuestro pueblo.

 

El Molino está situado junto al manantial más importante de Codes, el Balsón, y distante del caserío del pueblo al menos dos kilómetros.

Ladera abajo las aguas del Balsón serpenteaban dirección al Mesa y en su camino se encontraban con el Molino, que las utilizaba para mover sus ruedas y realizar la molienda del cereal.

 

Desconocemos su antigüedad y desde cuando prestaba servicio a los habitantes de Codes, pero quienes lo recuerdan nos narran que eran tiempos en los que este paraje estaba “vivo” y los codeños lo utilizaban como parte activa de su vida diaria. En el nacimiento del Balsón, y en las pilas que se encontraban en él, las mujeres del pueblo lavaban la ropa, y los pastores acudían a calmar su sed y a abrevar su ganado en los numerosos manantiales y fuentes del lugar.

 

Se encontraba integrado en una vivienda de dos plantas, toda de piedra, y que tenía anexa a ella unas cuadras o cortijos.

El acceso a él se realizaba por el patio delantero de la edificación que quedaba delimitado por un muro de piedra, tras el cual se encontraban lo que los codeños denominaban como “tablas” o pequeños huertos en los que había árboles frutales. Era en esta parte delantera donde se encontraba el acceso al pozo abovedado que recogía el caudal del agua que bajaba del Balsón.

 Acceso al Pozo

 

La propiedad de la construcción y la concesión de su explotación eran de naturaleza municipal y se subastaba a quien realizaba mejor oferta.

A causa de la distancia del Molino al pueblo, y para su gestión diaria, la familia del molinero se establecía y hacía de este su vivienda habitual, llegando incluso a tener sus hijos en él, como sucedió en el caso de sus dos últimos ocupantes. Los huertos anexos a él ayudaban a la manutención de la familia del molinero.

 

En los últimos años de funcionamiento, allá a mediados de los años cincuenta del pasado siglo, incluso llegó a tener suministro eléctrico aprovechando el caudal del agua que bajaba desde el “caz” o depósito que recogía el agua del manantial en el alto de la montaña.

 

El Molino se utilizaba principalmente en la molienda del trigo u otros cereales. Consistía en dos piedras cilíndricas que movidas por el agua y mediante un dispositivo adecuado lograban el producto final, la harina. 

Detalle del interior del Pozo Abovedado de Piedra 

 

En los años en los que funcionó era la única opción de los codeños para realizar esta tarea. Estos llevaban las “talegas de grano” desde el pueblo en las mulas, en un trayecto de cuarenta y cinco minutos, y se las dejaban al molinero hasta que esté les indicará que ya estaban preparadas.

El beneficio del molinero consistía en quedarse un porcentaje de la harina molida, de antemano acordada con los agricultores.

 

Con la modernización y mecanización eléctrica de los procesos de molienda del grano llegó la desaparición de esta actividad en Codes sobre el año 1955. Esta no resultaba competitiva con las nuevas y diferentes opciones que se presentaban, tal y como era el molino eléctrico de la vecina población de Iruecha.

A este fin también ayudo la desoladora despoblación de los habitantes del pueblo hacia las ciudades y que las condiciones de vida en el Molino no lo hacían ya atractivo para su gestión.

 

En la actualidad, y desde hace años, sólo quedan ruinas de la edificación y la vegetación de la zona nos lo hace inaccesible.

 

De nuevo encontramos otro ejemplo de cómo los habitantes del pueblo solucionaban una necesidad común de una manera comunitaria y mediante una gestión municipal, con una total organización y estructura para ello.

Tal y como sucede con otras edificaciones, actividades y tradiciones de Codes, el Molino y su historia nos quedan ya para el recuerdo…

 

 

 

Fuentes: Imagen en blanco y negro del Molino recogida en el libro "MI QUERIDO CERRO" de Ambrosio Martínez Lope (2004)

- Resto imágenes: Exposición Fotográfica "Usos y Costumbres" 1998 - Asociación Cultural Amigos de Codes.

 

Please reload

FIESTAS AGOSTO 2019

04/08/2019

LA IGUALA

19/11/2018

MOMENTOS

16/11/2018

1/10
Please reload

Please reload

Archivo de Entradas por fechas