Comentarios del MOLINO de Codes...

 

 

El MOLINO de Codes, estuvo situado en principio en la parte baja del nacimiento del Balsón. Allí estaban como molineros Ignacio y Florencia, matrimonio que desconozco los años que pudieran estar en el molino del paraje del Balsón donde, para los que desconozcan los parajes, es donde sale el manantial del agua que nos abastece hoy.

Allí todos conocemos el CAZ; al principio, cuando uno es muy joven, digamos niños, no sabíamos el significado que tenía ese gran pozo, redondo, de gran dimensión y hecho de piedra. Trabajos que hacían aquellos hombres sin apenas medios, pero obras dignas de admiración sin los materiales de hoy, pero que cumplían con creces su función, pues el agua no se salía.

 

 

 

El sentido del caz era para abrir el agua en la parte proporcional que Ignacio el molinero necesitaba, para mover las piedras y poder moler. Por la acequia siempre bajaba agua, pero si decrecía el volumen, se hacía uso del remanente del caz. Hoy todavía se puede visitar, con precaución, para no caer dentro.

 

Una vez terminada la estancia allí, el matrimonio se trasladó al pueblo y situó el molino donde está hoy, el garaje de Maria Jesús Vela (Chus para los amigos), pegado a la casa de Juan Alfonso. Yo recuerdo que en verano se juntaban muchos pastores allí, en especial mi abuelo Francisco, por la amistad con ellos al tener siempre las ovejas en la paidera del molino, hoy hundida. Allí todavía quedan restos de la misma, y como único vecino, se tenían cierto aprecio.

 

Por motivos desconocidos, el siguiente traslado sorprendente para los vecinos de Codes, fue marcharse a Iruecha. Esa fue la faena mayor que pudo al hacer al pueblo, ya que se tuvo que cambiar la jugada de venir los de Iruecha a nuestro pueblo, a tener que bajar los de Codes a moler allí.

 

La familia ya era mayor y tenía tres hijas. Tengo que decir que eran y serán guapas de verdad. Amelia, Pili y Nieves. La casa en la que vivían era en el Castillo, hoy hundida y propiedad de Trini Andrea. Recuerdo estar jugando de chavales allí, en especial con Nieves, ya que éramos del mismo tiempo.

Como anécdota, tengo que contar lo que me pasaba a mí cuando me mandaban a moler con el burro con dos fanegas. Como todos sabemos, siempre nos hemos llevado bien con los de Iruecha, pero por motivos que desconozco, las despedidas eran a pedradas. Entonces, a mí, con mis once o doce años, cuando bajaba a moler y los chicos estaban en el recreo, me escondía con mi burro en una sabina hasta que se metían al colegio para yo poder pasar sin miedo, una imagen que nunca se me borrará de la mente. Pero el problema no era entrar, sino salir.

 

El molinero entonces ya no era Ignacio, porque se fue a Santa María de Huerta y cambió de oficio y se puso de camionero. Entonces el molinero se llamaba Maura, familia nuestra, y para los que desconocen las formas que se usaban para moler, en cuanto a la parte del cobro, pues no se abonaba dinero. El molinero maquilaba (se quedaba con una parte de la harina que llevabas a moler). Así, que haciendo uso del parentesco, yo le decía que me llenara las talegas de la harina que tenía maquilada para marcharme antes de que los chavales salieran de la escuela, y así poder evitar que me apedrearan. ¡Cuánto se ha pasado por hacer trabajos de mayores! Todo esto se hacía para que el padre de familia no perdiera un día de las faenas del campo. Y como el miedo es grande, pues se pasaba mal.

Estos son recuerdos y mera información de cosas que mucha gente puede desconocer de nuestro pueblo y de los trabajos que se realizaban en años pasados.

 

Codes siempre fue afortunado porque tuvo personas con todos los oficios necesarios para un pueblo pequeño: practicante, molinero, esquiladores de mulas y ovejas, carpinteros… poco a poco se puede hacer un resumen de cada oficio.

 

Os animo a todos a que contéis vuestras vivencias y andanzas pasadas, para que la gente joven conozca el origen y hechos de nuestro querido pueblo.

 

 

 Anselmo Lope Andrea

 

 CODES POR TODO LO ALTO

 

REFERENCIAS sobre las fotografías:

- Fachada del Molino - Imagen en blanco y negro del Molino recogida en el libro "MI QUERIDO CERRO" de Ambrosio Martínez Lope (2004).

- Manantial del BALSÓN - Fernando del Moral Martínez (2008).

- CAZ - Javier Bueno Martínez (2015).

 

 

 

Please reload

FIESTAS AGOSTO 2019

04/08/2019

LA IGUALA

19/11/2018

MOMENTOS

16/11/2018

1/10
Please reload

Please reload

Archivo de Entradas por fechas